jueves, enero 08, 2009

Un regalo de amor

Chispas es uno de tantos regalos de reyes a niños que no se lo merecen. Una perrita preciosa, mezcla de Fox Terrier y ... vete a saber.

Como otros tantos regalos, pronto cayó en el olvido y en la dejadez: es muy incómodo tener un perro: hay que entrenarlo, sacarlo a la calle, tenerlo en cuenta a la hora de las vacaciones... y evidentemente un niño no es la persona adecuada para asumir la responsabilidad de su cuidado !pero si apenas se les puede levantar para que lleguen a tiempo al colegio, mucho menos hacer que se levanten una hora antes para sacar a pasear al perrito con cinco bajo cero y lloviendo...!

En fin: Chispas quedó desatendida y solo sobrevivía en base a la caridad de los demás vecinos de la urbanización. terminó recluída en un establo, sin otra compañía que caballos y piojos.

Chispas será una perrita, pero no es tonta: se escapó del establo y tras diversas aventuras acabó "pidiendo asilo" en la casa del vecino que mejor la había acogido. Pero no podían tenerla de manera permanente, por lo que pusieron un anuncio en Internet...

... Finalmente ha acabado.... en mi casa. Es una joya: apenas ladra, cariñosa y mimosa hasta aburrir, sabe hacer sus necesidades fuera de casa, aprende a toda velocidad, y ni siquiera te hace reproches cuando la tienes que dejar sola para ir al trabajo.
En casa la llamamos Dama, tan señorona, tan pachorra, tan tranquila... tan agradecida

Siempre he soñado con tener y cuidar un perro. También siempre he tenido claro que no quería fomentar la especulación con la cría de animales, y que mi perro sería adoptado. Si puedo tener un perro gratis, ¿por qué pagar por él?, ¿que no es de raza?, bueno, pero el cariño y la lealtad que te da un perro que ha sufrido maltrato y abandono no te la da ningún perro por mucho pedigree que tenga. He tenido la ocasión de visitar diversas protectoras de animales, y es una experiencia que recomendaría a todo el que quiera adquirir un perro, para que sepa el futuro que depara a dicho animal si la adquisición no es obra de una reflexión seria, sino del capricho de reyes de un niño consentido. O de un adulto indolente, que es todavía peor

Lo dicho: si de verdad quieres un perro... no compres; adopta. Ganarás un amigo para toda la vida

Dama es con diferencia el mejor regalo de Reyes que he tenido nunca

Jonsy agradecido

3 comentarios:

Rick dijo...

A mí también me regalaron un perro las navidades pasadas, y es con muchísima diferencia el mejor regalo que me han hecho. También estoy de acuerdo con lo de adoptar. Todos son especiales, pero si se puede salvar a uno de la perrera mucho mejor.

Hector1564 dijo...

Nunca se me había ocurrido adoptar un perro... pero desde luego sí comprarlo. No me extraña que lo consideres el mejor regalo de reyes. La nobleza y bondad de estos animales es conmovedora

Saludos

bóxer dijo...

Muchos perros "adoptados" son estupendos, pero nunca se sabe, el resultado es bastante más impredecible que con un perro de raza y comprado de cachorro. Bastantes perros adoptados arrastran problemas por la mala vida y trato anteriores, por la falta de educación y socialización, etc. Me alegro de que Dama y tu hagáis "buena pareja".